domingo, 1 de marzo de 2009

Testamento de Napoleón Bonaparte, El Grande

Hoy 15 de Abril de 1821 en Loongwood, isla de Santa Helena.

Este es mi testamento o acta de mi última voluntad.
1. Muero en la religión apostólica y romana, en cuyo seno nací hace más de cincuenta años.
2. Deseo que mis cenizas descansen en las orillas del Sena, en medio del pueblo francés al que tanto he amado.
3. No habiéndome dado mi cara esposa Maria Luisa más que motivos de aprecio le conservo hasta la última hora el más tierno cariño, y le ruego que vigile solícitamente para preservar a mi hijo de las asechanzas de que se ve amenazada su tierna edad.
4. Recomiendo a mi hijo que no olvide nunca que nació príncipe francés, y que no consienta ser instrumento de los triunviros que oprimen a los pueblos de Europa. Su obligación es no tomar jamás las armas contra Francia ni causarle el menor perjuicio, debiendo adoptar mí divisa: Todo para el pueblo francés.
5. Muero prematuramente asesinado por la oligarquía inglesa y su sicario: el pueblo inglés no tardará en vengarme.
6. El fin desgraciado de las dos invasiones que ha sufrido Francia, cuando le quedaban tantos recursos, se debe a la traición de Marmont, Augereau y Lafayette. A todos perdono, y ¡ojala pueda la posteridad francesa perdonarlos asimismo!!
7. Doy gracias a mi buena y muy excelente madre, al cardenal (Fesch) a mis hermanos José, Luciano, Jerónimo, Paulina, Carolina, Julia, Hortensia, Catalina, Eugenio, por el interés y afecto que me han conservado. Perdono a Luís por el libro que publicó en 1820 lleno de falsedades y de documentos adulterados. Desmiento el manuscrito de Santa Helena y otras obras que con los títulos de Máximas, Sentencias, etc. se han divertido en publicar de seis años a esta parte porque de ningún modo son las reglas que han dirigido mi conducta. Mandé prender y procesar al Duque de Enghien, por ser necesario para la seguridad, el interés y el honor del pueblo francés, cuando el conde de Artois tenía asalariados en París, por confesión suya, sesenta asesinos. Si volviese a hallarme en iguales circunstancias haría lo mismo... El triunfo de mis ejércitos será el triunfo del talento del bien sobre el mal; de la moderación, el orden y la moral sobre la guerra civil, la anarquía y las pasiones malsanas. 5 de Diciembre de 1809

5 comentarios:

Alyxandria Faderland dijo...

Intersantisimo blog -para mi- tanto que te he enlazado para seguirte porque poner links no es lo mio....

ALMOGAVAR dijo...

Muchas gracias, tambien me gusto mucho tu blog. saludos.

Napoleonbonaparte.es dijo...

Felicidades por tu blog es interesantimo y me he pasado un rato muy entretenido.
En realidad el testamento es mucho más largo, ya que lo estuvo redactando y corrigiendo y añadiendo anexos durante varios días, Aunque la parte aquí reseñada es la mas conocida en el reto a parte de repartir su dinero y pertenencias, sigue lanzando dardos envenenados en todas las direcciones incluido el duque de Wellington e incluso lega una cierta cantidad de dinero a un hombre cuyo único mérito era haber atentado contra la vida del duque.

Realmente genio y figura hasta la sepultura y nunca mejor dicho

ALMOGAVAR dijo...

Gracias por tus comentarios y por los datos sobre elel tema; lo cierto es que Napoleon es un personaje historico increible.

Saludos

Germán A. Serain dijo...

Hay algún error en la fecha del documento. No puede ser que el texto esté escrito en 1809 y hacer referencia a un libro publicado en 1820...

Saludos.