lunes, 30 de marzo de 2009

La victoria de Tannenberg, Alemania frena la avalancha rusa

El plan de acción alemán de 1914 residía en la ejecución de un esfuerzo masivo para conquistar Francia antes de que Rusia pudiese movilizar sus colosales recursos humanos. De acuerdo con ello, la parte del león de los ejércitos alemanes cayo sobre Bélgica y Francia al tiempo que unas fuerzas muy inferiores hubieron de hacer frente a la avalancha rusa, enviada a invadir Prusia Oriental. Sin embargo, los comandantes rusos estaban divididos, y un oficial de estado mayor alemán, Max von Hoffman, concibió un plan que dio a Alemania una victoria resonante. Tras la adopción en 1905 del plan Schlieffen, el objetivo principal y prioritario de la planificación alemana fue la victoria sobre Francia: maniobras defensivas en el Frente Oriental y ofensivas en el oeste, para transferir más tarde las fuerzas del oeste al este tras la rápida victoria sobre Francia.
Prusia Oriental estaba defendida por el 8º Ejercito, con cuatro cuerpos de ejercito (I, XVII, X y un cuerpo de ejercito de la reserva), una división de la reserva, numerosas brigadas territoriales (Landwehr) y una división de caballería. Al mando del 8º Ejército se encontraba el general alemán von Prittwitz, que tenia al general Graf von Waldersee como jefe de estado mayor. Otras unidades territoriales se encontraban desplazadas en la guarnición de Königsberg y en las fortalezas del Vistula. El 7 de agosto el jefe de estado mayor alemán, general de ejercito Helmuth von Moltke, de acuerdo con el plan Schlieffen, ordeno a Prittwitz que de cualquier forma evitara quedar cercado, incluso, si era necesario, a costa de tener que retirarse tras el Vistula, pero el subjefe de operaciones de Prittwitz, coronel Max von Hoffman, hubiera preferido una maniobra ofensiva, como había sugerido en su momento el mismo Schlieffen: “lanzad todo aquello que tengáis contra el primer ejercito ruso que se ponga a tiro”. El frente noroccidental ruso (grupo de ejércitos) mandados por el general Zhilinsky, que debería atacar Prusia Oriental, estaba compuesto por el 2º Ejercito, con el mando destacado en Varsovia, y por el 1º Ejercito de Kovno, mandados por los generales Samsonov y Rennenkampf, respectivamente, cuya reciproca animosidad personal les impedía toda forma de cooperación. Rennenkampf debería marchar sobre Königsberg a través del umbral de Insterburg, rodear la fortaleza y girar hacia el sur para apoyar el avance de Samsonov hacia el norte, aunque en realidad ellos solo disponían de seis divisiones y media de infantería y cinco divisiones y media de caballería, a las que mas tarde se asignaron dos divisiones mas del 2º Ejercito. Samsonov contaba con nueve divisiones de infantería y tres de caballería (excluidas las dos divisiones transferidas a Rennenkampf) y su ejército debería avanzar en Prusia Oriental a través de Soldau y Johannisburg hacia Allenstein y el Vistula, pero este había sido movilizado y reunido a notable distancia de la frontera. El 23 de agosto los dos ejércitos deberían estar listos para atravesarla.
El 14 de agosto los franceses realizaron un llamamiento a Rusia en demanda de ayuda inmediata y, en consecuencia, el 1º Ejército ruso pasó la frontera con Alemania; no obstante, Samsonov no pudo atravesarla hasta el 21 de agosto. El I Cuerpo de Ejercito alemán estaba desplegado en torno a Cumbinnen, con el XVII Cuerpo del Ejército y el I Cuerpo de Ejercito de la reserva en sus proximidades; la vigilancia de la frontera meridional se confió solo al XX Cuerpo y a las unidades territoriales. El I Cuerpo debería retirarse, atrayendo a los rusos hacia una trampa con el objeto de cercarlos, pero el 17 de agosto, sin recibir ordenes en ese sentido, el general von Francois, comandante del I Cuerpo, hizo que sus unidades avanzaran hasta la frontera, con lo que barrio a los rusos que marchaban, a su vez, por las cercanías de la ciudad fronteriza de Stalluponen; inseguro sobre las posiciones de los rusos, von Francois se retiro posteriormente a Gumbinnen. Por su parte, Rennenkampf ni siquiera intento seguirlo y el 20 de agosto se encontró frente a las posiciones alemanas de Gumbinnen. En este punto, fue detenido un ataque frontal del XVII (von Mackensen) Cuerpo del Ejercito y del I Cuerpo de la Reserva (von Below). El mismo día, Samsonov atraveso la frontera y von Prittwitz, a sugerencia de von Waldersee (que era un experto en “juegos de guerra” –Kriegspieler- y habia combatido numerosas veces esa batalla en el mapa), envió a Moltke una evaluación pesimista de la situación y propuso la retirada sobre el Vistula. Poco después, por su parte, von Hoffman presento a su comandante un nuevo plan preferido por el desde el principio: un rápido cambio de dirección capaz de infligir un golpe decisivo a Samsonov. Prittwitz aprobó el plan y abandono, al menos en apariencia, toda intencion de retirarse. De cualquier forma Berlín no estaba al corriente de estos hechos. Von Moltke tenia miedo de perder Prusia Oriental a pesar de que en el plan Schlieffen original no cabía esta posibilidad y adopto dos decisiones de vital interés: ordeno la retirada de cinco divisiones (cuatro de infantería y una de caballería) del ala derecha alemana a lo largo del Marne, en Francia, con lo que debilito notablemente el ala alemana que avanzaba en dirección a Paris; destituyo a von Prittwitz y a von Waldersee, y los sustituyo por el general Paul von Beckendorf und von Hindenburg y por el general de división Erich Ludendorff, dos hombres que mas tarde se convertirían, por sus meritos en la batalla, en los jefes del ejercito y de la nación alemana. Entretanto, Samsonov avanzaba a marchas forzadas hacia el norte y el 25 de agosto sus cinco cuerpos de ejército se encontraban desplegados en un frente de 100km, a solo 15km de distancia de Allenstein. De cualquier modo, los alemanes habían contado con su excelente red ferroviaria para emplazar, entre el 21 y el 25 de agosto, las fuerzas situadas frente a Rennenkampf, a excepción de algunas divisiones territoriales y de la 1ª División de caballería con la intención de atacar a Samsonov por el sur. El XX Cuerpo de Ejército y la 3ª División de la Reserva se habían retirado en este intervalo frente a las líneas de Samsonov y se encontraban al sur de Allenstein. El I Cuerpo de Ejercito se situó en el ala derecha de la línea alemana, mientras que el XVII Cuerpo de Ejercito y el I Cuerpo de la Reserva, que habían llegado por ferrocarril, se colocaron en el ala izquierda.
Samsonov continúo su ingenuo avance. Los alemanes comenzaron su acción de cerco: el 26 de agosto, von Francois conquisto la ciudad de Seeben, a la izquierda de las líneas rusas; al nordeste de Allenstein, el XVII Cuerpo y el I de Reserva derrotaron al VI Cuerpo ruso, luego de una feroz batalla; el 27 de agosto von Francois el ala izquierda rusa y conquisto Neidenburg, con lo que el cerco quedaba cerrado. Los tres cuerpos de ejército rusos (el XIII, el XV y el XXIII) que se encontraban en el centro de las líneas quedaron cercados el 29 de agosto. El 30 de agosto Samsonov ordeno un ataque de ruptura hacia el sur y consiguió conquistar y mantener durante un breve tiempo Leidenburg, pero el cerco alemán permaneció firme y la bolsa rusa no resistió: cuando von Hindenburg pudo anunciar la aniquilación de los tres cuerpos de ejército rusos en Tannenberg, Samsonov se suicido. Von Hindenburg y Luddendorff se volvieron entonces contra Rennenkampf y la batalla de los lagos Masurianos fue una gran victoria alemana, a pesar de que los rusos lograron evitar el cerco.
El 14 de septiembre el 1er Ejército ruso ya se había retirado fuera de la frontera alemana.

1 comentarios:

Carlos dijo...

No queda claro el papel de Von Francois ni su reiterada costumbre de desobedecer ordenes, aunque es muy claro su papel decisivo en la victoria alemana, falta mencionar la importancia de los movimientos de los cuerpos del VIII ejercito aleman por ferrocarril.
SALUDOS