viernes, 3 de abril de 2009

Las dagas de mano izquierda

Durante la primera mitad del siglo XVI, en la esgrima se empezó a utilizar una daga, empuñada con la mano izquierda, además de la espada; dicha daga, conocida con el nombre de “daga de mano izquierda”, estaba destinada a parar el golpe del adversario, quebrar la punta de la espada enemiga y herir a corta distancia. Este tipo de arma parece ser que nació en Italia, pero pronto se extendió al resto de Europa. Normalmente, se fabricaban haciendo juego con la espada y solían presentar en el centro de las defensas un anillo que servia de protección al dedo pulgar; algunas tenían hojas provistas de marcados entrantes y salientes para que, con un giro de muñeca, se pudiera romper la hoja de la espada contraria. En España y países de su influencia, el empleo de este tipo de daga llego hasta principios del siglo XVIII, existiendo una obra escrita de sus usos, que data de 1675, cuyo autor fue Don Miguel Pérez de Mendoza y Quijada.
La típica daga española mano izquierda fue la llamada “de vela”, propia del siglo XVII, con hoja triangular, ancho recazo, provisto de un rebaje para apoyar el pulgar, gavilanes rectos y cubre mano, curvado hacia la empuñadura, en forma triangular. La empuñadura era de madera recubierta por un torzal metálico. La daga de orejas.
La curiosa daga llamada de “orejas”, se caracteriza por la morfología de la empuñadura, rematada por los discos, u orejas, que hacen la función de pomo. Frecuentemente, la empuñadura y la hoja forman una sola pieza; otras veces, la empuñadura tiene dos cachas de hueso o marfil. La hoja suele presentar cuatro mesas y doble filo. Estas dagas parece que tienen reminiscencias de las antiguas espadas de la edad de bronce procedentes de la región persa de Louristan, pero su aparición en Europa tuvo lugar en el reino de Granada, durante el siglo XV, a finales de la dinastía Nazarita. Posteriormente fueron muy fabricadas en algunas localidades de la peninsular italiana, como Venecia, debido a lo cual muchos autores la consideran de origen Italiano. También existen ejemplares fabricados en otros países europeos, como los labrados por el español Diego Caias en Francia e Inglaterra.
La utilización de estas dagas en España se restringe a los siglos XV y XVI; muchos ejemplares conservan aun huellas de haber estados damasquinados en hilo de oro, representando inscripciones árabes del Corán; algunos raros ejemplares presentan escudos de armas en las orejas. Estiletes
En general, el estilete es una daga de hoja recta, muy estrecha, de sección poligonal; sus defensas solían ser cruciformes. Se utilizaba exclusivamente para herir de punta. Se trataba de un arma fácilmente ocultable por sus dimensiones, que debió de tener origen italiano, puesto que la gran mayoría de los ejemplares llegados hasta nuestros días fueron forjados en Brescia o Florencia. Su utilización estuvo en boga durante los siglos XVI y XVII, aunque posteriormente se onstruyeron estiletes camuflados en látigos, bastones o paraguas. Quizá el tipo de estilete que más llama la atención de los coleccionistas sea el llamado estilete de artillero o de bombardero, cuya hoja presentaba una serie de aforos de una escala, gracias a la cual parece ser que se podía calcular la carga de pólvora y averiguar el peso de la bala, en función del calibre del cañón. La empuñadura solía ser metálica y sus defensas en forma de cruz, formadas por dos gavilanes rematados por dos lóbulos circulares o esféricos. Este tipo de estilete debió aparecer a finales del siglo XVI.

Dagas Holbein
Se trata de un tipo de daga, posiblemente, de origen suizo, aunque también fue muy utilizada en Alemania durante los siglos XVI y XVII; parece que ha derivado de los antiguos Baselard. La empuñadura suele ser de madera de una sola pieza, las defensas y las prolongaciones del pomo metálico se curvan en sentidos opuestos. Otras veces puede estar construida en bronce cincelado o plata sobredorada. La hoja presenta, en muchos casos, un nervio central. El nombre de esta daga alude al del artista, Hans Holbein, que diseñó la ornamentación de muchos ejemplares, también conocidos por dagas suizas. Estas armas fueron copiadas en el siglo XX, en Alemania, durante la etapa del III Reich, por varias firmas como F. Herder, Gustav Voos, Bontgen & Sabin, R. W. Holler, R. Z. M.., Carl Wusthof, Rudolf Buchel, etc., que fabricaron modelos de dagas destinados a las S. A. y las S. S.
Dirk escocés
Con el nombre de “Scottish dirk” se conoció, desde la segunda mitad del siglo XVII, a la daga ceñida por los habitantes de las “Highlands” escocesas. En un principio, su hoja estaba constituida por un fragmento procedente de alguna espada antigua o deteriorada, luego se fabricaron exprofesamente. A partir del siglo XVII, su empuñadura se fabrico en madera de brezo, como la de las pipas de fumar, planta muy común de los terrenos cilicios, como los escoceses, y normalmente poseía labrados geométricos de inspiración Celta. Tras la rebelión jacobina (1745-1746), en el reino unido se proscribieron muchos de los símbolos de la identidad de la cultura escocesa, que volvió a renacer pujante años después, hacia finales de siglo, y entre las costumbres recuperadas volvió el uso del dirk, frecuentemente acompañado de cuchillos mas pequeños, que se insertaban en una funda común, que, a veces, contenía también un tenedor.
La mayoría de los dirks carecian de defensas, pero algunos presentan dos gavilanes amplios, curvados hacia abajo, en muchos casos el pomo lleva engastado un cristal de cuarzo ahumado, “ cairngorm”. Desde finales del siglo XVIII hasta la actualidad, muchas unidades del ejercito británico, como el London Scottish Rifle Voluntiers o el Royal Scots Fusiliers han utilizado con su atuendo de parada el dirk escocés, que además es fabricado como un souvenir.
Parece que este arma ha derivado de la antigua “daga testicular”, existente ya en los siglos XIII y XIV, que era portada en las épocas de los Tudor y Estuardo, cuyo nombre hace referencia a la morfología de su empuñadura generalmente tallada en una sola pieza de Boj, que constaba de un mango cilíndrico con un lóbulo esferoidal, a cada lado como defensas.
Algunos de los dirks, llevaban las marcas: Forsyth, Edinburgh y Glasgow (1908); Meyer y Mortimer, Conduit ST.w; Peter Henderson, Glaswos.

Puuko
El arma blanca símbolo de Finlandia es el “Puuko”. Se trata en realidad de un autentica arma-herramienta empleada por los operarios agrícolas, forestales, marineros, e incluso no suele faltar en los cajones de las mesas de cocina, o de herramientas, debido a su cotidiano empleo en los mas variados quehaceres domésticos. Se trata de un cuchillo de un solo filo –a veces, dadas sus dimensiones y contundencia de la hoja, se trata más bien de un machete-, con hoja de recio acero, normalmente acanalada. La empuñadura queda reforzada, en su parte inferior, por una pieza metálica grabada a buril, que hace juego con el brocal y regatón de la funda. En una buena parte de los ejemplares, la materia prima del puño suele ser madera de abedul. El pomo puede tener forma de animal, principalmente de cabeza de caballo, o presenta un ensanchamiento en dirección contraria a la del extremo agudo de la punta de la hoja. La funda es de cuero repujado, con brocal y contera de metal. Esta última se encuentra fuertemente curvada, encontrándose, al final, un ensanchamiento subesferico.