domingo, 5 de abril de 2009

El destructor aéreo Edouard Tratt.

El piloto de zerstörer, o destructor, que alcanzó mayor número de victorias dentro de la Luftwaffe a lo largo de la Segunda Guerra Mundial fue Edouard Tratt.
A los veinticuatro años ya había llegado a ser gruppenkommandeur, una edad extraordinariamente temprana para tal cargo. Tratt había nacido el 24 de febrero de 1919, en Würzburg, y había ingresado en la Luftwaffe en 1938.
Las cualidades de Tratt hicieron que se le seleccionara para formar parte del grupo de Walter Rubensdorffer para operaciones de descubrimiento y de cazabombardeo durante la Batalla de Bretaña. En cuatro meses consiguió doce victorias en combates sostenidos por la Staffel 1 de su grupo. Aproximadamente la mitad de esas victorias eran resultado de derribar aparatos Hurricane y Spitfire de la RAF. Tratt permaneció con el Gruppe 210 incluso después de que éste cambiara de designación. Voló a continuación con Bf. 110E-1 y su teatro de operaciones fue especialmente el Este. En el curso de esas misiones destruyó 24 tanques soviéticos y 26 aviones en tierra. A primeros de 1942 fue ascendido a oberleutnat y enviado nuevamente a su primitiva Zerstörergeschwader, donde tomó el mando de la Staffel 1. Cuando sus victorias en el aire alcanzaros el número de 20, obtenidos en 165 salidas, recibió la Cruz de Caballero. Era el 12 de abril de 1942. Al año siguiente recibió la orden de ponerse al frente de una unidad especial de pruebas creada para intentar desarrollar tácticas de cazabombardeo para anular la creciente amenaza de los ataques diurnos americanos sobre territorio alemán. Del éxito del grupo mandado por Tratt habla claramente la cifra de más de 50 bombarderos americanos derribados con una pérdida de 10. En el mes de septiembre, Tratt pasó a mandar la unidad II/ZG 26 “Horst Wessel” en Oberpfaffenhofen. A primeros de 1944 el II/ZG se trasladó a Königsburg/Oder, intentando escapar de los ataques de los bombarderos aliados de largo alcance. Normalmente en sus ataques a los bombarderos americanos los alemanes iban protegidos por aparatos Focke Wolf Fw. 190 y Messerschmitt Bf.109. Pero el 22 de febrero de ese mismo año, Tratt se lanzó a un valiente pero arriesgado ataque, sin protección, contra una formación de bombarderos cerca de Nordhausen/Harz. Su Me. 410 fue detectado rápidamente y abatido. En el momento de su muerte había hecho más de 350 salidas de operaciones durante las cuales había derribado 38 aviones aliados, destruido 26 aparatos en tierra, 24 tanques, 312 vehículos de transporte militar y 33 puestos antiaéreos.