domingo, 1 de febrero de 2009

Los proyectiles especiales en las guerras modernas (primera parte)

Las municiones especiales son aquellas que de alguna forma su comportamiento difiere de un cartucho normal. Entendiendo por normal a los que no poseen ninguna particularidad que haga que bien durante la trayectoria del proyectil o en el momento del impacto se obtengan efectos especiales.

-Proyectiles de punta expansiva
La finalidad que se quiere conseguir con este tipo de proyectiles es la de aumentar su poder de parada consiguiendo que el proyectil al deformarse ceda la mayor cantidad de energía al blanco, aumentando con ello el efecto traumático en la pieza. Históricamente los primeros proyectiles de este tipo que se emplearon recibieron el nombre de DumDum, por ser en este arsenal del ejército británico en la india donde se desarrollaron. En el estudio de estos proyectiles se hace la siguiente clasificación:
De punta perforada: la perforación, que tiene que ser cilíndrica o cónica tiene una profundidad y un diámetro variable. La perforación se puede hacer tanto en los proyectiles de plomo como en los blindados o semi-blindados. El resultado es tal que a veces la deformación es total.
De punta hueca: son los que dejan un espacio vacío entre el blindaje de la punta y el núcleo. Un ejemplo es el proyectil llamado H-Mantle, en los que el extremo hueco de la cabeza esta formado por una cubierta independiente del resto.

De punta blanda: son aquellos proyectiles que dejan descubierta una zona de su cuerpo de longitud variable sin blindaje y que en ella es sustituido este por un material blando, generalmente plomo. En algunos, para favorecer la deformación, se practican en el blindaje una serie de cortes o muescas, con lo que se aumenta considerablemente la deformación.

De punta perforada con cuña: son aquellos en que la perforación esta ocupada por otro elemento metálico distinto, de material mas duro y de forma variada. En los proyectiles antiguos de plomo se empleaba un clavo de cobre, modernamente se emplea una bola de plástico duro o un cono de bronce. Los resultados obtenidos son muy satisfactorios.

-proyectiles perforantes

Estos proyectiles, de uso exclusivo bélico, se empezaron a fabricar en los primeros años del siglo XX, a fin de poder batir blindajes ligeros de los vehículos militares que ya empezaban a maniobrar en los campos de batalla. Se empleaban en armas individuales, como eran los fusiles, o en colectivas del tipo ametralladora. En un principio se pensó en utilizar un blindaje de acero en vez del cuproníquel empleado, pero el desgaste de las ánimas de los cañones y su pronto descalibrado aconsejo buscar otra solución. El proyectil perforante definitivo se diseño formando el conjunto de tres partes. Un núcleo de acero duro de forma cilíndrico-ojival que era el elemento perforador, una camisa o blindaje convencional que daba calibre y forma al proyectil y un elemento intermedio entre los dos que en principio fue de plomo y más modernamente plástico.
Cada uno de estos elementos desempeña una función específica. La parte exterior, además de dar calibre y forma al proyectil, por ser de un material dúctil y blando, hace que el deslizamiento de este dentro del cañón sea suave y no desgaste las estrías del arma. El elemento intermedio sirve de unión y da al proyectil el peso necesario que no tendrían por si solos el núcleo y la camisa. Y el núcleo, una vez rotos por el impacto los otros dos, sigue la trayectoria perforando el blanco.

La forma del núcleo no siempre es la misma, ya que a veces este tiene menos sección en la base que en la ojiva, otras veces esta perforado en casi toda su extensión, y otras es de pequeño tamaño con relación al conjunto. Todo ello esta basado en experiencias y cada uno tiene determinado uso específico.

Proyectiles trazadores

Su utilización puede decirse que fue simultánea con la primera guerra mundial; reciben este nombre porque indican su trayectoria mediante una estela de humo o de luz que van dejando a su paso. Están formados por una camisa o blindaje de cupro-níquel convencional, un núcleo de plomo y una sustancia que al arder es la que produce el humo o la luz que va dejando tras de si el proyectil. La longitud de estos proyectiles suele ser mayor que la normal, aunque el peso es el mismo.

Ello es debido a que necesitan un espacio para contener la sustancia trazante. Cuando se produce el disparo la pólvora del cartucho, que sirve de propulsora del proyectil, al arder quema la sustancia trazante colocada en el culote de este, la cual comienza a quemarse produciendo humo o luz. Suelen llevar una sustancia retardadora, a fin de que la traza no comience a hacerse visible hasta una cierta distancia de la boca de fuego y de esta manera no poder detectar donde se encuentra el arma.
El empleo táctico de estos cartuchos es el de poder corregir sobre la marcha el tiro, ya que gracias a la traza se ve el camino que recorre el proyectil y si estos se dirigen o no al objetivo. De este tipo se emplean también cartuchos de señales, en los cuales se consiguen los distintos colores empleando para ello diversos tipos de sustancias que al quemarse producen luz roja, verde, blanca, etc.

Generalmente la sustancia trazante empleada suele ser fósforo, que una vez que comienza a arder es muy difícil que se apague, y al que se añaden sustancias colorantes que producen el color deseado de la traza o señal.
Estos cartuchos suelen ir pintados en su ojiva con el color verde o rojo depende del pais de origen, y que sirve para diferenciarlos de los cartuchos ordinarios o de otra clase.

1 comentarios:

nach752 dijo...

hola tengo un proyectil que parecería ser de un schneider de la 1era guerra mundial pero no estoy seguro, quisiera saber más sobre el mismmo, me podrías pasar tu mail asi te mando fotos? el mío es nach752@gmail.com