miércoles, 17 de septiembre de 2008

La artillería en el campo de batalla

Los misiles tienen que coexistir con la artillería, porque hay tareas que unos pueden hacer y otros no. Los misiles tienen las siguientes ventajas: tienen un alcance mayor, pueden llevar cabezas de combate más pesadas y se los puede controlar y guiar a lo largo de su vuelo.
Los cañones tienen otras ventajas: pueden operar bajo cualquier condición meteorológica, de día o de noche, son inmunes a cualquier forma de contramedidas electrónicas, son mucho más baratos que un misil de tamaño semejante y tienen una cadencia de fuego mucho más alta.
En consecuencia podemos ver que si el problema consiste en bombardear una ciudad que esta a 3.000km de distancia, la única solución posible ese empleo del misil, pero si el blanco esta a solo 25km de distancia, la artillería podrá ejecutar la tarea mas económicamente y, haciendo varios disparos en lugar de uno, probablemente pueda ser también mas efectiva que el misil.
Por lo tanto, un comandante en campaña debe ser provisto tanto con misiles como con artillería, no hay forma de que uno pueda reemplazar al otro. Entre los misiles podemos citar los de bombardeo táctico del campo de combate, los de defensa aire y los antitanques. Mientras que de la artillería serán cañones livianos de corto alcance para apoyo cercano, a veces algunos cañones antitanque, cañones de defensa aire, obuses de apoyo general de mediano alcance y tal vez algunos cañones de muy largo alcance.
La diferencia entre un cañón y un obús del mismo calibre consiste, en pocas palabras, en que un cañón dispara una granada en una trayectoria bastante tendida y a gran velocidad, mientras que un obús dispara la granada en una trayectoria alta y a baja velocidad, en forma de que pase sobre obstáculos intermedios tales como colinas, edificaciones, etc. La granada de cañón llega al blanco desde el frente y se pueden preparar defensas contra ella; la granada de obús, en cambio, cae desde bien arriba sobre el blanco y es muy difícil proporcionar protección contra su impacto directo. Hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, cada país que tuviera costas emplazo una gran cantidad de cañones protegiendo sus puertos y bases navales. Cuando entraron en uso los misiles a gran escala, se desmantelaron muchos de estos cañones de defensa de costas aunque no todos, porque se pensó que un avión jet o un misil podría volar sobre ellos y desbaratar la zona protegida sin sufrir daños. Sin embargo en los últimos años se ha comprendido que hay otras formas de causar daños a astilleros y que, por ejemplo, los buques en el mar podrían estar situados a alguna distancia y disparar misiles cómodamente a cortos alcances. Como resultado, actualmente se usan para la defensa de costas, tanto los cañones para apoyo cercano de artillería como los misiles. Para esta tarea se prefiere el misil porque puede ser móvil. Un cañón de defensa de costas, una vez colocado en posición, solo puede defender la reducida área de su inmediata vecindad. La defensa de grandes áreas costeras exigía un gran número de cañones y gran cantidad de personal de dotación para operarlos. Pero un misil de defensa costera se puede estacionar en cualquier lugar central que sea conveniente y moverlo con un pequeño preaviso, con solo una reducida dotación, para llevarlo a cualquier posición que sea necesario. El arma de la artillería es la granada; el cañón es simplemente una técnica para colocarla en el blanco. La granada común para todos los cañones y obuses es la granada de alto explosivo: esta construida con acero y llenada con explosivos, sea este TNT o RDX. Esta provista de una espoleta destinada a detonar el explosivo en el momento apropiado, lo que produce la fragmentación de la envoltura de acero que desprende grandes trozos de metal (esquirlas) y permite que la onda explosiva y los fragmentos dañen al objetivo. Las granadas tienen una forma que les permite desplazarse suavemente en el aire. Tienen un arco de forzamiento que trabaja sobre las estrías del tubo del cañón, lo que le da al proyectil un movimiento giratorio que sirve para que durante todo su bólido se mantenga con la punta hacia delante. Las granadas especiales por sus especificaciones son aquellas que transportan varias diferentes sustancias, las que tienen efectos especiales sobre el objetivo. El tipo mas común es la granada fumígena, que normalmente contiene una carga de fósforo, la cual, cuando la granada estalla, despide humo. En otra versión puede tener varios envases llenos con sustancias químicas que son arrojados sobre el blanco, caen sobre el terreno y allí despiden nubes de humo. El propósito es formar una cortina en forma de que el enemigo no pueda ver que pasa. Otros tipos pueden tener un compuesto incendiario, o una brillante bengala que cuelga de un paracaídas para iluminar el campo de combate, por un tiempo limitado, el campo de acción. La granada de sub.-munición o de carga múltiple de racimo es un tipo de munición que va cargada con cierta cantidad de pequeñas bombas, las que son lanzadas sobre el blanco y caen en forma dispersas. Estas son usadas especialmente para la misión antitanques perforando las corazas más delgadas de las superficies superiores y también producen fragmentos y onda expansiva que afecta a la infantería que esta en sus proximidades. Otro tipo de carga consiste en minas antitanque o antipersonal que pueden ser esparcidas delante de una fuerza enemiga en avance. Para el tiro contra tanque se usa una granada especial llamada HEAT (High Explosive Anti Tank). En su ojiva hay un cono de cobre, detrás del que se coloca la carga explosiva (carga hueca). Cuando la granada hace impacto en el tanque detona el explosivo. Debido a la forma del cono de cobre la onda explosiva se concentra en la misma forma en que lo hace un lente con un rayo de luz. La explosión forma un delgado chorro de gases y cobre fundido el que produce un pequeño agujero a través de las corazas de mayor espesor. Los cartuchos se cargan con un explosivo especial que se quema rápidamente y genera una gran cantidad de gases, los cuales, al expandirse, impulsan al proyectil a gran velocidad fuera del cañón. Este explosivo se puede encontrar dentro de un envase de bronce, o puede estar dentro de una bolsa llamada saquete. El tipo de espoleta en la granada se elige de acuerdo con el propósito para el que esta destinada ya que puede hacer explotar la granada en el momento del impacto (espoleta de impacto) o tener una pequeña demora al explotar (espoleta de retardo), con el objeto de permitir que la granada penetre a través de una pared o chapa y explote dentro del blanco, o puede estar equipada con un dispositivo de graduación de tiempo que hace que la granada explote en el aire en un punto predeterminado de la trayectoria, justo sobre el blanco. La espoleta más eficaz es la de proximidad, con un pequeño radar que puede detectar el terreno y detonar automáticamente la granada a la altura más conveniente. Este tipo de espoleta también se usa en algunos misiles, para detectar, por ejemplo, blancos aéreos.