miércoles, 3 de septiembre de 2008

História de regimientos y soldados del Fuhrer

La 12º División Panzer de las SS “Hitlerjugend”

Las Waffen SS se formaron a principios de la II Guerra Mundial, sobre la base de las organizaciones paramilitares SS (Schutztaffel o Escuadras de Protección) que ya existían, y crecieron rápidamente en tamaño. El 20 de julio de 1943, en Amberes, cuadros de mando de la 1ª División Panzer de las SS, llamada Leibstandarte Adolf Hitler (guardia de corps de Adolf Hitler) se fusionaron con personal de las escuelas de las Hitlerjugend (juventudes hitlerianas) al objeto de constituir una nueva división de infantería mecanizada que, junto con fuerzas adicionales de la Lribstandarte, formarían el 1er Cuerpo Panzer de las SS.
El 21 de octubre Hitler decidía que ese cuerpo estaría formado no por una, sino por dos divisiones acorazadas, y al dia siguiente la nueva División era bautizada 12ª División Panzer de las SS “Hitlerjugend”. Esta unidad no tenia ningún precedente en el ejercito alemán. La mayoría de sus oficiales y suboficiales habían sido escogidos entre los más capaces veteranos de la Leibstandarte en el frente del Este, hombres curtidos que se convirtieron en responsables del entrenamiento de los jóvenes reclutas. Sus métodos no eran ortodoxos. Al fin de prepararlos para el combate, aquellos muchachos fueron sometidos a condiciones de hambre y privaciones y expuestos a entrenamientos con fuego real, incluso artillero. Como era inevitable, se produjeron bajas, pero aquellos soldados iban a la guerra con ánimo encallecido y dispuestos a combatir con bravura. Se quería con ello que los soldados de la División fuesen la sangre nueva del nazismo. Los muchachos de las Juventudes Hitlerianas se iniciaron en aquella doctrina y la abrazaron.

Leibstandarte SS Adolf Hitler

La guardia personal de Hitler desde sus comienzos fue un elemento importante en la organización Nazi. Al principio de los años 20, una unidad de 200 hombres, la “Stosstrupe” Adolf Hitler, se recluto y aumento hasta convertirse en las “Schutz Staffeln” (Escuadras de Protección), mas conocidas como las SS, desde 1929 bajo el mando de Heinrich Himmler. En 1933, creció la amenaza de atentados contra Hitler, lo que indujo a la creación de una nueva guardia personal armada, la Leibstandarte SS Adolf Hitler. Los reclutas juraban proteger con su cuerpo y su espíritu al Fuhrer, siendo su numero de 120; esto ocurrió el 9 de noviembre y su comandante, Sepp Dietrich.
En 1936 la Leibstandarte desarrollo dos regimientos totalmente armados y en 1939 la fuerza consistía en 3700 hombres entrenados.
Tuvieron su bautismo de fuego en Polonia. Después, a finales de 1939, la Leibstandarte se convirtió en la primera división de la recién diseñada Waffen (combate) SS: esta fuerza se engroso con el reclutamiento de otras dos divisiones, “Das Reich” y “Totemkopf”. En 1940, la Leibstandarte fue desplegada en el frente Occidental, transferida al Mediterráneo y después al sur de Rusia, donde participo en las densas batallas defensivas del Donets, en el invierno del 41 al 42. en agosto de 1942, la división volvió a Francia para descansar y rehabilitarse. Mas tarde siguieron sus más duras batallas: la lucha entre carros de combate de 1943 en el Frente Oriental. El símbolo divisional de la Leibstandarte era una llave; la palabra que designa una llave maestra en alemán es Dietrich, y de ahí este juego de palabras basado en el nombre de su jefe.

La 15ª División Panzer

El corazón de la 15ª División Panzer lo constituían los dos batallones del 8º Regimiento Panzer. Cada batallón se componía de tres compañías, con 20 carros, repartidos en cuatro tropas por compañía.
Originalmente predominaban los Pzkpfw II, pero fueron gradualmente reemplazados por los potentes Pzkpfw III y IV. Además de un regimiento de artillería de 3 batallones equipados con 24 cañones de 10,5cm y 12 de 15cm, la 15ª Brigada de Infantería de la brigada, el 115º y el 200º tenían cada uno tres batallones de tres compañías de fusileros, mas una compañía de ametralladoras con 15 hombres, 18 cañones y 6 morteros, un pelotón de ingenieros y una sección de señales. La 13ª compañía de cada batallón estaba compuesta de 9 cañones de apoyo a infantería, de 7,5cm, 105cm y 15cm, mientras que la 14ª reunía 12 cañones contracarro de 37cm. El 33º Batallón de Reconocimiento (motorizado), constituía los ojos y oídos de la división y contenía una tropa pesada y 4 ligeras de vehículos blindados. El apoyo a la infantería motorizada lo suministraban 3 compañías de infantería motorizada y una compañía de artillería. Del 15º batallón de motocicletas llegaba un apoyo adicional. Finalmente, además de dos batallones de ingenieros y de señales, la 15ª División Panzer también llevaba un batallón contracarro y otro antiaéreo.

Ases de Carros

La guerra en el Frente Oriental fue testigo de la ascensión a la fama de algunos “ases de carros” -jefes de carros que demostraron una capacidad especial para destruir los carros enemigos.- Las Waffen SS cuidaron con esmero a los ases de carros dentro de sus tropas y algunos consiguieron grandes éxitos en cortos periodos de tiempo: durante la batalla de Kursk en julio de 1943, el cabo Franz Standegger destruyo 20 carros, con la ayuda de los “Panzer Grenadier” de la Leibstandarte, al rechazar un contraataque soviético importante.
Cerca del final de la guerra el personal de las Waffen SS demostraron ser capaces de llevar a cabo con éxito acciones localizadas, y el alférez Kart Brobamm, un jefe de carro Tigre del Batallón de carros pesados SS 103, destruyo 55 carros, 44 cañones y 16 camiones, entre el 2 de febrero y el 18 de marzo de 1945.
Las cualidades de un as de carros consistían en cierta habilidad para “leer” la situación táctica al momento, un sexto sentido para averiguar los posibles movimientos de los vehículos enemigos, la sangre fría suficiente para no romper el fuego hasta el ultimo instante, y quizás lo mas importante: una tripulación con experiencia y perfectamente entrenada que casi se anticipaba a las ordenes de su jefe. Todos estos elementos figuraban en los éxitos del teniente Michael Wittman, a quien se le acreditaron en su cuenta 119 carros soviéticos. Wittman tuvo suerte en disponer de un magnifico tirador, Baltasar Woll que tenia una habilidad singular para disparar con precisión aun con el carro en movimiento.

Teniente Michael Wittman

0 comentarios: