jueves, 11 de febrero de 2010

Orígenes de la División Panzer (parte final)

Los vehículos acorazados (AFV) utilizados por las Waffen SS eran a grandes rasgos, de cuatro tipos, de acuerdo con su función. El carro era por supuesto el vehiculo mas importante; con cadena completa y armado con un potente cañón en una torreta de giro completo, era un arma ofensiva altamente eficaz. Durante la primera mitad de 1943 las Waffen SS estaban dotadas de Pzkpfw III y IV, mas un cierto numero de carros pesados Tiger, estos últimos organizados en compañías de carros semi independientes. El cañón de asalto autopropulsado era similar al carro en lo de estar dotado de un cañón de alta velocidad, pero pesaba menos y carecía de torreta. Más económico de fabricación que el carro, el cañón autopropulsado no era versátil en operaciones ofensivas pero era una excelente arma defensiva. La artillería autopropulsada estaba dotada de un cañón montado en el chasis de un carro y que disparaba granadas de alto explosivo a baja velocidad inicial. La función de la artillería autopropulsada era la de proporcionar concentraciones de fuego en apoyo de los carros. El ultimo tipo de AFV fue un vehiculo de coraza ligera; utilizado principalmente como vehiculo acorazado, con ruedas, dotado de varias armas ligeras, sobre todo para transporte de personal, o vehículos semiorugas ligeramente acorazados que transportaban la infantería y su armamento al campo de batalla. El transporte oruga acorazado permitía a los “Panzer grenadier” tener movilidad y protección. La táctica empleada por las divisiones Waffen SS se basaba en su alta movilidad y concentración de potencia de fuego. Esto se lograba por la completa integración y coordinación de todos los elementos de la división. En la ofensiva, el batallón de carros actuaría como elemento avanzado y a modo de punta de lanza iniciando el ataque y penetrando a través de las líneas enemigas. Paradójicamente, los carros rehuirian el combate lo mas posible evitando los puntos fuertes del enemigo bien soslayándolos, bien aportando armas de apoyo para destruirlos. Una vez conseguida la ruptura, la principal tarea de los carros era avanzar rápidamente para explotar el éxito inicial, interrumpiendo los movimientos enemigos y dejando sus mandos completamente desorientados. La principal responsabilidad de la artillería era la de neutralizar las posiciones de las líneas enemigas con anterioridad a la ruptura. En consecuencia, la artillería debía trasladarse a vanguardia en apoyo de los carros y la infantería para reducir los puntos de resistencia enemigos y desorganizar los contraataques. La infantería seguiría pegada a los carros para ocupar físicamente las posiciones del terreno conquistada por los carros, para destruir y ocupar los baluartes del enemigo y mantener la línea en caso de contraataque. Cada arma tenia sus especiales ventajas e inconvenientes y el éxito en el campo de batalla dependía de que se utilizaran conjuntamente de una forma coordinada. Así, por ejemplo, los carros eran vulnerables a los cañones contracarro soviéticos siempre bien emplazados, pero ellos a su vez eran vulnerables a las explosiones en el aire de la artillería. En consecuencia, una unidad de artillería autopropulsada seguiría a corta distancia a los carros de combate en su avance haciendo barreras de fuego a corta distancia para cubrir un ataque combinado de los carros y la infantería en semi orugas acorazados. Mientras en las últimas fases de la guerra las operaciones alemanas eran por naturaleza estratégicamente defensivas, todavía seguían utilizándose las unidades de las Waffen SS de una forma ofensiva, siendo su misión el taponar brechas en las líneas alemanas y lanzar contraataques inmediatos. En febrero de 1943 las divisiones acorazadas de las Waffen SS tuvieron su oportunidad para demostrar que eran unidades de elite. Leibstandarte, Das Reich y Totenkopf fueron agrupadas constituyendo el cuerpo de ejercito I Panzer bajo el mando del general Paul Hausser y fueron desplegadas en el sector de Kharkov. Al costado de la División de Elite del Ejercito Grossdeutscheland, el cuerpo de Ejercito SS-Panzer contribuía a mantener la línea de frente alemana actuando como vanguardia de contraataque que condujo a la destrucción del Sexto Ejercito Soviético y a la reconquista de Kharkov. Después de la victoria de Kharkov la posición alemana estaba asegurada y, cuando el deshielo de la primavera obligo a detener las operaciones acorazadas debido al barro, comenzaron los preparativos para la ofensiva del verano. Se hicieron planes para reducir el saliente de Kursk mediante dos enormes movimientos acorazados. La ofensiva comenzó el 5 de julio y el cuerpo del Ejercito SS-Panzer formaba parte de la columna de ataque sur. Desgraciadamente para los alemanes, el Ejercito Rojo estaba bien preparado y en una serie de batallas de carros cortó el avance alemán. El 12 de julio el cuerpo de Ejército SS Panzer entabló combate con el Ejército soviético de carros resultando una pérdida de 300 carros por cada parte y sin que ninguno de los dos contendientes se retiraran. Los rusos respondieron con su propia ofensiva de verano que marcó el principio del gran avance soviético. La iniciativa estratégica estuvo de parte del Ejército Rojo desde Kursk en adelante, viéndose los alemanes forzados a la defensiva.